Sistema Único de Beneficiarios

Experta de Oxford explica método para medir la pobreza basado en salud, educación y calidad de vida

septiembre 30, 2014

La vicepresidenta Margarita Cedeño de Fenández, Matilde Chávez, del SIUBEN, Sabina Alkire y Luciana Mermet, del PNUD.

Al presentar a la conferencista Sabina Alkire, la Vicepresidenta Cedeño de Fernández indicó que optimizar las metodologías de medición que se han aplicado hasta el momento, resulta ser una oportunidad para que los gobiernos puedan construir políticas más eficientes para el combate focalizado de la pobreza

SANTO DOMINGO.- Una experta de la universidad de Oxford, Inglaterra, invitada por la vicepresidenta de la República, doctora Margarita Cedeño de Fernández, presentó un método de medición de la pobreza que permite reflejar las prioridades de desarrollo del país enfocada en las necesidades y privaciones de la gente en salud, educación y calidad de vida.

La doctora Sabina Alkire, directora de la Iniciativa de Oxford sobre Pobreza y Desarrollo Humano (OPHI), dictó este lunes la conferencia magistral titulada Hacia un Índice de Pobreza Multidimencional, en el salón Las Cariátides del Palacio Nacional, basada en el diseño elaborado por la Universidad de Oxford y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

La vicepresidenta de la República y coordinadora del Gabinete de Políticas Sociales encabezó la actividad en compañía de Matilde Chávez de Álvarez, directora del Sistema Único de Beneficiarios (SIUBEN); y Luciana Mermet, representante residente adjunta del PNUD.

Alkire explicó los elementos a tomar en cuenta para medir la pobreza utilizando el Índice de Pobreza Multidimensional (IPM), que contempla 10 indicadores para medir tres dimensiones críticas del flagelo a un nivel individual, al considerar que la problemática es mucho más que la privación material en un individuo o familia, sus bajos ingresos económicos o su limitado consumo.

Explicó que las tres dimensiones de pobreza son salud, que incluye los indicadores de nutrición y mortalidad infantil; educación, que incluye los años de escolaridad y asistencia escolar; y finalmente, calidad de vida, en el que convergen las áreas de saneamiento, agua potable, combustible para cocinar, electricidad, piso, hacinamiento y bienes durables.

El método calcula directamente las privaciones en la salud y en educación como también en los servicios primordiales tales como agua, electricidad y el saneamiento, que revelan no solo cuántas personas son pobres, sino también la composición de su pobreza individual. De igual forma, refleja la suma de las privaciones ponderadas que cada persona enfrenta al mismo tiempo.

“Para cada persona se hace un perfil que muestra las dimensiones en las cuales tiene privaciones. El segundo paso es identificar quién es pobre, y un individuo es multidimensionalmente pobre si está privado del 33 por ciento o más de las dimensiones o necesidades básicas. Esa es la razón del método, explicar quién es pobre y cómo vive”, explicó la doctora Alkire.

Al presentar la conferencia, la doctora Cedeño de Fernández indicó que optimizar las metodologías de medición que se han aplicado hasta el momento, resulta ser una oportunidad para que los gobiernos puedan construir políticas más eficientes para el combate focalizado de la pobreza.

“La implementación de metodologías de medición de pobreza más especializadas resultan ser vitales para el abordaje de los múltiples factores, desafíos y retos que enfrentamos. Para combatir la pobreza de forma efectiva y sostenible no basta con decir quiénes son pobres y por qué son pobres, sino que también, es necesario conocer la intensidad de esa pobreza”, puntualizó la Vicemandataria.

Previo a la conferencia, la vicepresidenta Cedeño de Fernández ofreció un almuerzo de bienvenida a la catedrática Alkire, quien posee un doctorado en Economía, dirige la Iniciativa de Oxford sobre la Pobreza y el Desarrollo Humano (OPHI), y un centro de investigación en el Departamento de Desarrollo Internacional de la Universidad de Oxford.

Sus intereses de investigación incluyen la medición y el análisis de la pobreza multidimensional, la economía del bienestar, el enfoque de las capacidades, la medición de las libertades y el desarrollo humano. Entre sus publicaciones se encuentra: “La valoración de las Libertades: Enfoque de Capacidades y Reducción de la Pobreza”, así como artículos en filosofía y economía.

Método local

El Siuben es la entidad responsable de crear y administrar la base de datos de hogares pobres y el padrón de hogares elegibles, a fin de asegurar su acceso a los beneficios que ofrecen distintos programas sociales.

Mide la pobreza por el Índice de Calidad de Vida (ICV), que asigna a los hogares puntajes en una escala que varía de cero a 100. Para calcular el ICV se toma en cuenta las características de la vivienda, servicios básicos y equipamiento del hogar, capacidad de sustento familiar, capital humano y género del jefe del hogar, en el que se registra el sexo del jefe del hogar, su educación, la educación media del hogar, asistencia escolar de personas entre 6 y 14 años y el hacinamiento.

Aplicar el Índice de Pobreza Multidimensional de la OPHI permitiría a la República Dominicana profundizar la dimensión humana del Índice de Calidad de Vida que ya se ejecuta.

En agosto, la vicepresidenta Cedeño de Fernández reunió a las instituciones ligadas a la lucha contra la pobreza para analizar y elaborar un nuevo método de medición multidimensional de la pobreza que permita focalizar acciones en la lucha contra ese flagelo en la mesa técnica que organizó para esos fines el Siuben. En esa jornada participó el cofundador del Centro de Desarrollo Humano y de Pobreza de la Universidad de Oxford, doctor John Hammock, quien dictó la conferencia Índice de pobreza multidimensional y los desafíos para el combate a la pobreza.

Etiquetas:

Contenido | Menú | Botones de Acceso